Cómo ha cambiado llevar ortodoncia

La idea de que los anillos eran cosas de adolescentes ya no existe. Cada vez es más común ver a los adultos corregir sus dientes con aparatos dentales. Las celebridades también han ayudado a normalizar este sistema correctivo, que ha sido la pesadilla más vergonzosa. En nuestro país, vimos al cantante Dani Martin, y fuera de nuestras fronteras, Tom Cruise o Beyoncé.

Aunque pueda parecer un problema estético, la verdad es que los aparatos de ortodoncia también afectan la salud. Los ortodoncistas recuerdan que la correcta alineación de los dientes les permite normalizar tanto su posición como el tamaño del maxilar y de la mandíbula. Usted puede masticar mejor y evitar dañar sus dientes. El hacinamiento o maloclusión no sólo tiene una consecuencia estética sino también funcional. Hay muchos problemas, como el pronóstico – deformidad de la mandíbula, más avanzada de lo normal – y el retrogmatismo – cuando la mandíbula está más retraída – nos explican desde Clínica dental en Málaga.

¿Crees que eres demasiado viejo para corregir tus dientes? “La ortodoncia se puede usar a cualquier edad, siempre y cuando se tengan todos los dientes permanentes”, explica el especialista en salud bucal. Lo más importante, a cierta edad, es que la mandíbula y los dientes estén en buen estado, porque durante el tratamiento se ejercerá presión sobre la boca “y el paciente debe ser capaz de soportarla”.

Hoy en día, existen muchas opciones para la corrección dental, desde los aparatos más tradicionales hasta los materiales más recientes.

Aparatos de ortodoncia de metal o cerámica.

Si sus dientes están mal posicionados, mal montados o con una alineación incorrecta de los dientes superiores e inferiores, puede considerar los brackets más tradicionales, que ejercen una fuerza sobre ellos para moverlos. Pondrán un trozo de metal en cada diente y un arco, que ejercerá esta fuerza.

Aunque estéticamente no le parezcan los mejores, son los más efectivos, y esto acortará el tiempo de su tratamiento. También son duraderos y, si uno de ellos se desprende, su colocación es sencilla. Son fáciles de limpiar, y de todos los tratamientos es el más barato.

Existe una variante de este tipo de dispositivo llamada soporte de autobloqueo. Su diferencia radica en el arco que conecta las piezas entre sí. La ventaja para el paciente es que son menos dolorosas y el movimiento de las piezas es un poco más rápido, lo que reduce el tiempo que pasa con ellas y el número de visitas al dentista. Son más estéticos que la odontología tradicional, y debido a que tienen menos espacio para los residuos de alimentos, la limpieza es más fácil.

Si aún no está convencido de los más tradicionales, puede optar por los brackets de cerámica, que ocultan otra cosa y pueden llegar a ser imperceptibles a simple vista. Están hechos de materiales similares a la porcelana, para que su color coincida con el de su prótesis dental. Son eficaces para los mismos pacientes que en el caso anterior, aunque los adultos se inclinan más por esta opción estética. La única desventaja es su cuidado: los alimentos que pueden decolorar la cerámica, como la cola, el café o el curry, deben evitarse. Aunque esta es la opción más estética, el tratamiento es un poco más largo que las consolas metálicas y el precio es más alto, debido al material con el que están fabricadas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookie

ACEPTAR
Aviso de cookies